Inicio » ESPECTACULOS » Al fondo hay sitio: Doña Nelly ya descansa en paz

Al fondo hay sitio: Doña Nelly ya descansa en paz

Al fondo hay sitio: Doña Nelly ya descansa en paz

En el velorio de doña Nelly todo es lágrimas y congoja. De pronto, todos empiezan a cantar “Se llamaba Charly”, la canción favorita de la difunta. “Qué voy a hacer sin mi palomita, ya no quiero vivir”, dice don Gilberto a Peter.

La familia y deudos se disponen a partir al cementerio. Fuera de la casa de los González una banda de música espera al cortejo fúnebre para acompañarlos con tonadas folclóricas.Francesca, Isabela, Bruno, Miguel Ignacio y hasta Monserrat se quedan en la puerta de la casa de los González pero no acompañan el sepelio.

Los González regresan del cementerio muy tristes. Don Gilberto le enciende unos cirios al retrato de doña Nelly. Joel le pide a Fernanda que se quede para ver una película, asunto que preocupa a Charo. “No se preocupe, solo somos amixers”, le dice y deciden ir a casa de Fernanda.Teresita no le acepta una cerveza a Tito pero Pepe sí. Y entonces viene el comentario de Reyna: “Hay que estar preparados, no vaya a ser que don Gil estire la pata”. Esto genera que todos vayan corriendo a ver al abuelo y hasta deciden montar turnos para cuidarlo. Jaimito decide dormir con su abuelo para cuidarlo. Al día siguiente, los González levantan una pequeña cripta en el lugar donde doña Nelly murió.

Francesca sale de su casa acompañada de Peter pero son seguidos por Bruno Isabela. Se encuentra con Carlos Cabrera. “Así los quería encontrar, adúlteros”, grita Bruno. “Qué vergüenza Francesca, a tu edad saliendo con un gigoló”, añade. “Cuánto le estás cobrando a my mother, sales con una mujer que podría ser tu madre”, señala. “¿Madre? Su abuela podría ser”, señala Bruno. “Eres un cazafortunas, si llegas a ser mi padrastro, oh my, qué vamos a hacer, qué vergüenza”, grita Isabela.

La policía llega a la casa de Lucho buscándolo porque tiene una denuncia por agresión. Pepebusca a toda la familia para ir a la comisaría y ejercer presión para que suelten a Lucho. La denuncia la ha hecho el yunguyano quien afirma que Lucho lo golpeó salvajemente. Reyna trata de argumentar que fue víctima de un hombre que se sobrepasó y que Lucho la defendió. Al final, el comisario manda a la celda a Lucho.

Monserrat le dice a Grace que una amiga ha llegado a buscarla y resulta que se trata de Cayetana, que tanto daño le hizo en el pasado. “Monserrat, llévate a esta loca. Jamás fuimos amigas”, ordena Grace. “Solo dame unos minutos”, le pide Cayetana. “Tú y yo no tenemos nada de qué hablar”, responde la esposa de Nicolás. Grace pide a Monserrat que vaya a la calle a pedir ayuda pero en eso suena el teléfono y es Manolo, el hijo de Peter. “Después de todo lo que me hiciste te atreves a venir aquí”, le dice Grace a Cayetana. Luego llama a Nicolás a pedirle ayuda. Pero Cayetana le menciona que cuando vio a la pequeña usando la mantita que le regaló pensó que podía hablar con Grace. “Es mantita se la regaló su tía Rafaela”, dice Grace. “¿Quién te dijo eso?”, pregunta Cayetana. Llega Nicolás y Grace echa a Cayetana. “¿Qué tenías en la cabeza para aceptarle un regalo a esa loca?”, grita Grace. “Fui un idiota, perdóname”, responde Nicolás.

“Qué sigue. Hablaste con ella, la perdonaste, le aceptaste el regalo y la mandaste a que hablara conmigo, qué sigue, que la hagamos madrina de la bebé para que después yo tenga un accidente y ella se quede contigo y con mi hija”, grita furiosa Grace. Luego se encierra en su cuarto. Nicolástrata de hablar con ella pero ela no le abre. Luego le cuenta a Peter que Cayetana estuvo en la casa lo cual lo llena de preocupación.

Raúl llega a casa de Charito a preguntarle por qué lo fue a buscar llevando un chifón. Le cuenta que Cristina le había dicho que no había pasado nada entre ellos en South Beach y que por eso quería disculparse. Pero empiezan a discutir porque él le menciona que Viviana, su actual novia, es diferente a ella porque no se hace problemas por nada. “Eres una fábrica de hacer estupideces”, le dice Charo. “¿Volviste con el doctorcito?”, pregunta Raúl pero interviene Reyna. “Cómo va a volver si el doctorcito está con la Francesca”, grita lo cual genera una gran carcajada en Raúl. “Si te hubiera cambiado por una súper modelo pero por Francesca…”. Charo cree que se está burlando de ella y reacciona abofeteándolo.

Raúl vuelve a su oficina y le dice a Vanessa que ha estado con el dentista pero después le confiesa que le ha mentido y que ha estado con Charo. “Y te lo digo porque tú eres diferente”, le dice. “Por qué me mentiste, por qué fuiste a ver a tu ex. Me da gracia que seas tan infantil. Ahora me debes un chifón”, le dice la joven.